Experiencia ATP en Madrid. Future, Ciudad de la raqueta.

Experiencia ATP en Madrid. Future, Ciudad de la raqueta.

El fin de semana pasado tuve la oportunidad de compartir minutos en pista con 2 excelentes jugadores  ATP Y preATP, Marcos Giraldi e Iván Gijón.

Iván, natural de Bilbao, es un jóven alegre y desenfadado que desea abrirse camino en el exigente mundo profesional. Sus mejores armas son la variabilidad tecnico-táctica de su derecha, el saque y un físico poderoso. En 1ª ronda de la qualy disputó un maratoniano partido de tres sets que se demoró  tres horas y veinticinco minutos. Podríamos encuadrarlo en la categoría de          «partidos noria». En el segundo partido su actuación fue más consistente y regular por lo que  me gustó algo más que el primero a pesar de caer en 2 sets.

Marcos, jugador badalonés de 22 años, con un ranking ATP rondando el 500, es un jugador completísimo capaz de escalar muchas posiciones en el momento que introduzca pequeñas mejorías a nivel táctico y psicológico a su juego. Destaca por la excelencia técnica de sus golpes que acompaña con un desarrollo físico sobresaliente y una actitud en pista combativa e intensa.

De Marcos aprendí aspectos concretos de la técnica ejecutiva de los golpes de rally que él mismo se encargo de explicarme.

Me sorprendió su energía positiva y sencillez como persona. Me sentí muy reconfortado como coach cuando al darle mi parecer sobre aspectos de su juego coincidía conmigo. La naturalidad de nuestras conversaciones y lo cómodo que me sentí es el mejor premio que me llevo junto a la confianza que tanto él como Iván depositaron en mí al acompañarlos en entrenos y partidos.

Así que muchas gracias a los dos!

Raul Brancaccio fue el oponente que deparó el sorteo en el partido de Marcos de 1º ronda de fase final.

Mi sensación desde la grada al comienzo del partido fue que Marcos iba a ir a más y podría marcar diferencias con su rival. En cambio, la realidad se encargó de imponer su criterio, siempre más exacto que el del observador, llevando el set al tie break en el que Brancaccio hizo valer una regularidad mayor que la de Marcos. Mi sensación era que mi favorito puso algo más de ritmo pero en unas dosis que su rival podía digerir y contrarestar. Me imaginé al espigado jugador transalpino surfeando unas olas poderosas en el mar saliendo victorioso de su encuentro con ellas.

Sea como fuere, el revés de Brancaccio es realmente completo y escándalosamente plano, mientras que su derecha no va muy por detrás en calidad con algo más de curva en su ejecución.

Empatizé mucho con Marcos al acabar el encuentro pues no sentía demasiado justo el marcador final. Pero somos deportistas y debemos aceptar la realidad tal cual es. Por ello espero que el feed back mutuo que tuvimos después lo lleve a solucionar pequeños hábitos que no son del todo eficaces en su juego.

En breve subiré la entrevista que le hice a Marcos la semana del torneo. No te la pierdas!!

 

Add Comment