Cómo elegir una buena raqueta de tenis y el cordaje

Hola amigos y alumnos. Espero que estéis preparando satisfactoriamente las Navidades.

Vamos a estudiar las características de las raquetas y de las cuerdas para que podáis elegir ambas con un criterio que se ajuste a vuestro estilo, nivel de juego, capacidad física  y gusto personal.

Como punto de partida señalar que hay dos partes bien diferenciadas en una raqueta: El marco y el cordaje.

El primero es más difícil de modificar por lo que es buena idea elegirlo con calma para poder complementarlo con un cordaje adecuado que, esta vez sí, no supone excesivo problemas cambiarlo. Comentar que las cuerdas deben ser cambiadas al romperse pero también pueden reemplazarse cuando llevan mucho tiempo en la raqueta o su calidad no está en consonancia con el marco. Podríamos decir que el cordaje es el motor y la dirección de la raqueta por lo que es un elemento clave.

EL MARCO

Veamos las 7 características principales del marco.

Longitud

En principio es estándar: 68,5 cm. Existen raquetas extralargas pero no las recomiendo pues penalizan demasiado el control. Miden alrededor de 70 cm.

Anchura del perfil del marco

A mayor anchura del marco obtendremos mayor potencia en nuestros tiros.

A menor anchura disfrutaremos de mayor control.

Algunas raquetas tienen un perfil variable. La evolución en el diseño ha ido aumentando la anchura con el paso de los años. Hoy día la media está en unos 23 mm con un buen equilibrio entre potencia y control.

Rigidez del marco

La rigidez viene determinada por el material o combinación de materiales utilizada en la construcción del marco.

A mayor rigidez mayor potencia.

A menor rigidez mayor control.

En una raqueta rígida las cuerdas trabajan más que en una raqueta que flexa más. Es decir, en la raqueta rígida, las cuerdas las cuerdas se ven obligadas a absorber casi toda la fuerza de la pelota mientras que en una raqueta con menos rígidez el marco absorbe algo más la energía cinética de la pelota.

La rigidez se mide en un valor llamado RA. Las más rígidas tienen unos valores cercanos a 70 RA y las menos flexibles valores que rondan los 63 RA. Es uno de los parámetros en que el feeling del jugador determina la elección de la rigidez.

Amplitud de la cara de la raqueta

Esta característica también ha evolucionado con el paso de los años, imponiéndose superficies de impacto cada vez más grandes para facilitar el impacto a jugadores de todos los niveles y subir la potencia de las raquetas.

Hace unos 20 años la media podía estar en unas 95 pulgadas cuadradas. Actualmente esa media ha subido y ronda las 100 pulgadas cuadradas.

A modo de ejemplo, la nueva raqueta de Federer tiene 97 pulgadas cuadradas (antes 90!!). Dojokovic y Nadal juegan con raquetas de 100 pulgadas.

A mayor amplitud mayor potencia y viceversa.

Peso

El peso de la raqueta incide en la maniobrabilidad de la misma asi como en la fuerza aportada al golpe. No es exactamente potencia, es más bien peso de bola lo que aporta, pero a efectos prácticos podemos considerarlo así.

A mayor peso de la raqueta aportaremos más peso en el golpe.

Con un peso más liviano disfrutaremos de una maniobrabilidad o aceleración durante más tiempo.

Una de las reglas de oro es jugar con la raqueta más pesada que puedas manejar pues el peso aporta solidez y fuerza al golpe. Si nos fatigamos en exceso podemos pensar en cambiar de modelo o hacer una mejor preparación física.

Balance (Equilibrio)

El balance de una raqueta viene determinado por el reparto del peso a lo largo de la misma. Se hace patente en números identificando en que punto de la raqueta la misma tiene el mismo peso hacia arriba que hacia abajo. Se le llama punto de equilibrio.

A modo orientativo la raqueta de Federer tiene el punto de equilibrio a 31.45 cm del comienzo del puño, la de Djokovic a 32.26 cm y la de Nadal a 33 cm.

Patrón de encordado

Consiste en el número de cuerdas verticales y horizontales que tiene la raqueta.

A mayor número de cuerdas, mayor es la densidad del entramado de cuerdas y con más precisión proyectamos la pelota.

A menor número de cuerdas , mayor es el espacio existente entre ellas por lo que entramado permite mayor penetración de la pelota en el mismo por lo que sale con más fuerza. Curiosamente con entramados abiertos se consiguen con facilidad trayectorias altas de nuestros disparos.

Las raquetas con patrones densos tienen 18 cuerdas verticales y 20 horizontales.

Las raquetas con patrones abiertos tienen 16 verticales por 19 horizontales.

En mi opinión el patrón abierto es más polivalente a pesar de que el patrón cerrado o denso ofrece un gran control.

Algunos jugadores modifican el entramado al pasar de superficie dura a polvo de ladrillo y viceversa.

Empuñadura

En los años 60 del siglo pasado predominaban los grips generosos. Tamaños de 3 y 4 eran habituales. Hoy en día se ha reducido el tamaño para manejar mejor el vuelo de la raqueta y muchos jugadores jugamos incluso con grips de número 2 con 1 o 2 grips finos aparte.

No olvides que en caso de duda es mejor elegir el tamaño más pequeño pues luego siempre puedes añadir overgrips (los finos).

Los grips gruesos, los de base, suelen pesar entre 10 y 15 gramos.

Los grips finos alrededor de 5 gramos.

 

EL CORDAJE

El cordaje es una parte clave de la raqueta. Veamos por qué.

Antiguamente la única cuerda disponible era la de tripa natural de vaca. Su calidad en la proyección de la bola y su confort son inigualables. El alto costo la hace inaccesible para el gran público.

Hoy en día los cordajes sintéticos, elaborados industrialmente, son los más utilizados. Hay de dos tipos principalmente: Los multifilamentos y los monofilamentos.

La cuerda elaborada a base de muchísimos filamentos pequeños, de ahí el nombre multifilamentos, tiene una proyección de bola generosa, un tacto similar al de la tripa natural salvando las distancias y una duración más bien corta. Su uso es cada vez menor por las ventajas que ofrecen los cordajes monofilamentos.

En cambio, los modernos monofilamentos dan un control direccional, de altura y de potencia mucho más preciso.

Suelen estar fabricados con poliester y su duración es mucho mayor que la de los multifilamentos.

La llegada al mercado de la marca Luxilon supuso un salto de calidad fantástico. Uno de los primeros jugadores en usarlo fue Guga Kuerten. Actualmente la mayoría de los mejores tenistas juegan con estas cuerdas.

Veamos las principales características de las cuerdas:

Grosor (calibre) 

El grosor influye principalmente en la durabilidad de las cuerdas. A mayor grosor mayor durabilidad.

También tiene relación con la salida de la bola y con el control que se tiene sobre ella: Unas cuerdas finas o delgadas atrapan más a la bola por lo que se la puede conducir algo mejor y la salida de la pelota es algo más rápida.

Unas cuerdas gruesas, por ejemplo de 1.35 milímetros, no permiten la entrada de la bola y es más difícil proporcionar efectos.

La medida estándar actualmente es 1.30 mm. Algunos jugadores que precisan de un buen feeling con la bola a costa de sacrificar algo la durabilidad juegan con 1.25 mm.

Tensión

Se mide en kg en Europa y en libras en los países sajones.

Es un parámetro fundamental pues incide directamente en el comportamiento y prestaciones de la raqueta.

A mayor tensión mayor control.

A menor tensión mayor potencia.

Recomiendo (influenciado por el campeón y escritor de tenis inglés C.M. Jones) no abusar de la tensión y ante la duda poner uno o dos kg menos. En etapas de formación es preferible aprender dejando que la trama del cordaje te ayude. Esto permite construir una buena técnica.

Los jugadores profesionales, al ser capaces de generar tanta potencia, suelen poner tensiones altas para conseguir control en sus disparos.

A modo orientativo, pues la tensión a poner depende de muchos factores, una tensión baja rondaría los 20 kg, una tensión media los 24 kg y a partir de los 27 kg tendremos tramas de cuerdas con una tensión alta.

Un jugador profesional de los 90, del que no diré su nombre por conducta antideportiva, ponía en sus raquetas más de 35 kg.

Antivibrador

Es una pieza de plástico que se pone en la parte inferior de la cara de la raqueta para reducir las vibraciones de la trama del cordaje.

Su utilización o no depende del feeling que tenga el jugador. La gran mayoría de los tenistas, tanto amateurs como profesionales, preferimos jugar con él.

Suelen pesar en torno a 5 gramos por lo que añaden algo de peso en nuestros tiros.

Hasta aquí el artículo de hoy. Si precisas de un asesoramiento especializado acorde a tus características y estilo como jugador ponte en contacto conmigo y te ayudaré a elegir correctamente para ahorrar en salud y dinero así como para ganar en prestaciones y grado de satisfacción en el disfrute de tu raqueta.

Ya sabes, soy Iñaki, de Yosoytenis.com