Características del entrenamiento con jugadores de competición

Características del entrenamiento con jugadores de competición

Gracias al trabajo desarrollado junto a Iván estoy viviendo en primera persona la doble vertiente que tiene el entrenamiento con jugadores de competición: Por un lado el coach trata de instaurar el mayor orden posible en las principales facetas del jugador; Técnica, táctica, psicológica y física. Pero por otro lado la gran variabilidad de este deporte unida al apremio de conseguir resultados en un tiempo determinado obligan al entrenador a improvisar y bucear en este kaos más como un bailarín artístico que como un técnico deportivo al uso.

Por ello desde un primer momento me he dejado llevar por mi instinto pero siempre tamizado por la visión y consejo de  entrenadores más experimentados a quienes escucho con atención pues creo que esta profesión requiere una formación específica constante: Ramón Martín, Peter Cano, Carlos Castillo, Jofre Porta, Xavi Budó, Jordi Vilaró, Francis Roig, William Álvarez, Lluis Bruguera y muchos otros. A algunos no los conozco personalmente pero trato de visionar charlas, conferencias o clinics para conocer su visión de asuntos específicos del tenis.

Igualmente estoy intentado desarrollar una visión en el corto, medio y largo plazo que considero fundamental en este oficio, pues el querer conseguir resultados concretos en un tiempo determinado suele ser una de las trampas más inicuas del tenis de competición.

Por otro lado el ser «entrenador-jugador» con Iván me llena de orgullo y me obliga a cuidarme físicamente. Obtengo sensaciones y referencias directas cuando estoy en pista con él. Al mismo tiempo, me doy cuenta de que no es la metodología perfecta ni definitiva por razones obvias:

  1.  Iván sube de nivel rápidamente y yo tiendo a estancarme.
  2. En un  ejercicio de rally trato de «supervisar» lo que ocurre al otro lado de la red (de lo cual estoy orgullosísimo) pero siempre hay detalles que se escapan cuando la bola viene rápida y debo recibirla bien para proyectarla en condiciones de que le sirva para entrenar.
  3. Por muy fascinante que sea el sentir que puedes darle ritmo a tu jugador hay áreas de la capacitación en que siempre es mejor desempeñar un papel exclusivo de coach-observador.
  4. Situaciones específicas técnico-tácticas se trabajan definitivamente mejor con bola lenta lanzada desde cerca por el entrenador.

De hecho, en alguna ocasión he llegado a jugar por debajo de mi nivel por estar tan concentrado en el trabajo que estoy desarrollando con él.

Para concluir, diré que el ayudar a Iván en su trayectoria está suponiendo una experiencia fantástica, con un aprendizaje enorme y que soy inmensamente feliz como entrenador de tenis de competición después de un período de formación valiosísimo en distintas academias.

Un saludo a todos desde Alcobendas.

Si te ha gustado el artículo puedes compartirlo. Gracias!

Add Comment